La apertura del gobernador Rocha y las fallas del Congreso

    Ayer rindió cuentas el gobernador Rubén Rocha Moya ante los diputados locales, los sectores, pero también ante la sociedad en general.

    Podemos decir que se trató de una actividad destacada, porque hace 15 años que no se tenía un evento similar, donde el mandatario volviera a tener una interacción directa con los legisladores de todas los partidos y aceptar públicamente sus preguntas.

    Fue un acto republicano y de pluralidad, sin embargo se hizo un ejercicio muy largo debido a la mecánica que autorizó la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso del Estado.

    El ejercicio fue transparente, pero no se dimensionó y la Jucopo no midió el resultado de hacer una “reunión de trabajo”, donde el tiempo se extendió más de lo esperado.

    Debido a lo largo del formato que se autorizó por la comisión que encabeza el diputado Feliciano Castro Meléndrez, provocó que muchos invitados especiales se empezaran a retirar con “toda la pena del mundo”. Fue quizá el error más claro y grave.

    Inclusive llamó la atención que la misma presidenta de Morena en Sinaloa, Merary Villegas Sánchez no tuviera ni tantito oficio político, se levantara de su asiento y sin aspavientos, abandonara el evento político más importante que tiene el gobernador en el año. Así como lo lee, se fue antes de que el mandatario terminara.

    Hicieron lo mismo la senadora Himelda Castro Castro, Mario Zamora Gastélum y Raúl Elenes Angulo.

    “Aunque yo tenga agenda me quedó, porque es evento del gobernador”, dijo alguien que observó a la líder de los morenistas salirse del salón de Plenos y dirigirse a su camioneta.

    Debido al formato que duró exactamente cinco horas 12 minutos o que es lo mismo a 312 minutos, el cual fue idea de la Jucopo, hizo que mucha de la gente se fuera dejando sola la parte alta del Congreso.

    Práctica republicana.

    El formato aceptaba preguntas de todos los grupos parlamentarios, cosa que aplaudió el mandatario y pidió a los actores políticos y económicos ayudarle a hacer un mejor gobierno con sus observaciones. Ofreció toda la disponibilidad de su equipo, –léase gabinete- para llevar políticas públicas en beneficio de la población con obra o programas.

    Al final lo que se mantuvieron atentos fueron los secretarios de Estado, la familia del mandatario, los jefes militares, algunos diputados federales y los 18 alcaldes, quienes no levantaron de su lugar mostrándole el total respaldo a Rocha Moya.

    En son de broma, el gobernador reconoció, entre la asistencia, a los detractores de su gobierno como Sergio Torres Félix, quien ha mantenido una línea muy dura contra su administración, sin embargo le agradeció haber estado presente entre los invitados especiales. “Pica duro, pero aquí está”, ironizó, broma que no inmutó al líder de Movimiento Ciudadano.

    Admitió que sin duda la seguridad es el tema pendiente donde se deben contener la desapariciones forzadas y la violencia familiar en los hogares, delitos que no bajan. “Los resultados son insatisfactorios”, remarco. Anunció la creación de 500 nuevas plazas más para el Sector Salud, lo que le provocó aplausos. Reiteró lo antes mencionado: a los proveedores, como los construcciones que no se le “va a quedar a deber 5 centavos”.

    Pero sin duda los grandes ausentes fueron los exgobernadores Juan Millán Lizárraga y Jesús Aguilar Padilla.

    Preguntas y respuestas.

    Otro tema a destacar es que la oposición en el Congreso se desapareció. Se esfumó. Estuvo liquidada. Nadie fue lo suficiente valiente para demostrarla. Ni PRI, ni PAN, ni PAS, ni MC, ni nadie. Los diputados se mostraron rendidos.

    Esto sin contar que además algunos de los legisladores no cuestionaron al mandatario del tema locales, sino federales por lo que el gobernador tuvo que repetir lo que muchas veces ha dicho o ha planteado en su conferencia Semanera, evidenciando a diputados desinformados. Así transcurrió este primer ejercicio. Sin sobresaltos y con un saldo positivo para el gobernador. Al final Rocha mostró liderazgo.

    Informe de Culiacán.

    Y por cierto hablando de temas de informes, donde nos cuentan que ya están con los últimos detalles para el informe, es en Culiacán. El evento para la realización del acto de rendición de cuentas del alcalde Juan de Dios Gámez Mendívil, sigue en proceso de afinación.

    La fecha pactada es el próximo 29 de noviembre en el patio central del Ayuntamiento a las 18:00 horas. Se tiene confirmada la asistencia del gobernador Rubén Rocha Moya como primer invitado especial.

    Hasta el momento se sabe que el presidente Gámez Mendívil destacará fuertemente el renglón de inversión por obra pública hecha en el municipio que ronda en los 446 millones comprendidas en 667 acciones.

    Si tienes sugerencias o denuncias, escríbenos a contacto@reflectores.mx

    Comentarios