Perrita con cara desfigurada, en espera de ser adoptada

"Esperamos que Bethany encuentre una familia que la trate como a un perro normal porque es normal incluso aunque no lo parezca", comparte una de sus cuidadoras.

Crédito: saferescuefordogs.co.uk

Bethany, un cachorrita de nueve meses que nació con una desfiguración facial bastante severa, está buscando familia y un hogar donde le puedan ofrecer amor.

Esta perrita fue trasladada al Reino Unido, adonde fue llevada desde Rumania por la organización Safe Rescue For Dogs o Rescate Seguro para Perros, con sede en Norwich.

Ella es una de las cinco crías nacidas de una perra callejera en Rumania, cuatro de las cuales tienen la misma desfiguración.

La perra madre de los cachorros, fue acogida por una familia rumana y la organización antes de que pariera, misma que ahora ha ayudado para que uno de estos cachorros fuera adoptado.

“Son cachorros felices, saludables, juguetones y cariñosos”, escriben en la organización.

¿De qué se trata?

La afección congénita de Bethany hace que su hocico esté hacia el lado derecho, exponiendo sus dientes. A pesar de ser muy visible, la deformación no afecta de ninguna manera la salud del animal.

Bethany ha sido revisada por un veterinario y recibió las vacunas necesarias, y come, bebe, corre y juega como cualquier otro cachorro.

“Su aspecto es irrelevante porque su corazón es oro puro”, dice Zoe Casey, una voluntaria de la organización inglesa, y añade que Bethany “ama a los niños , es buena con otros perros” y es una perrita “feliz y absolutamente encantadora”.

“Bethany está siempre meneando el rabo y da los mejores abrazos, su desfiguración no la causa ninguna preocupación porque nunca ha conocido otra forma de ser”, indican en la página web de Safe Rescue For Dogs.

“Esperamos que Bethany encuentre una familia que la trate como a un perro normal porque es normal incluso aunque no lo parezca”, comparte Casy.

Casey sostiene que la desfiguración mental a la que a menudo están sometidos los perros abandonados o maltratados es mucho peor que la condición que tiene Bethany, que “no ha tenido una mala vida” porque su madre fue rescatada antes de que naciera.

Comentarios